October 18, 2017

Grandes palabras + grandes ideas = Timothy Goodman

Este artista y diseñador y mejor persona encuentra la inspiración en cualquier lado: desde Kanye hasta el desamor. Nos reunimos con él para explorar sus pasiones y conocer por qué piensa que el diseño es una práctica y no una profesión.

Para Timothy Goodman, rutina es casi una palabrota. Su trabajo le hace tanto viajar por todo el mundo para hacer exposiciones como crear desde el cálido estudio de su casa en Nueva York. Con una agenda que divide su tiempo entre reuniones con clientes y las típicas noches en vela trabajando que todos los creativos reconocerán, la carrera de Timothy prospera con este programa tan variado. En sus palabras, “Mi día varía muy a menudo, y me encanta.”

Las reuniones son la tumba de la creatividad

Es esta inquietud lo que ha inspirado nuestra última colaboración: Timothy ha diseñado con nosotros un Notebook de edición limitada que muestra su estilo gráfico combinado con sus frases irónicas en termograbado de plata: “Las reuniones matan la creatividad”

Sin embargo, como la mayoría de nosotros, reconoce el conflicto constante que representa la necesidad de celebrar esas reuniones que absorben tu tiempo. “Como persona creativa, odio las reuniones. Pero como empresario, tengo que atenderlas muy a menudo. Me encantó la ironía de que la gente empleara mi cuaderno en esas aburridas reuniones así que quise contrarrestarlo con arte.” Así nos gusta.

De pintar paredes a pintar EN las paredes

La carrera de Timothy no empezó, como para muchos de sus compañeros, en las bellas artes o el diseño gráfico, sino en un tipo de pintura mucho más doméstica: “Tras graduarme a duras penas en el instituto, empecé a trabajar para un tipo llamado Dave, que gestionaba una compañía de bricolaje y pintura en Cleveland, Ohio. Durante tres años trabajé a jornada completa pintando casas y aplicando imitación de pinturas en las paredes mientras asistía a clases nocturnas en un centro formativo local.”

Esta experiencia a gran escala ha influenciado gran parte de su trabajo actual: además de los llamativos gráficos, Timothy es famoso en el mundo entero por sus provocadores murales. “A continuación me mudé a Nueva York para aprender diseño en la Escuela de Artes Visuales (SVA). Después de atar cabos, me di cuenta de cuánto me gusta la parte física de crear murales y transformar la percepción del espacio a través de mi trabajo.”

Y pese a esto, dar ese paso desde el trabajo comercial al creativo no es sencillo. Le preguntamos a Timothy cómo consiguió hacer la transición. “Creo firmemente en la gran ayuda que representa tener un mentor y es crucial encontrar a alguien que pueda guiarte de modo que puedas aprender sobre la vida. He tenido la suerte de poder trabajar con mucha gente diferente en mi carrera. Siempre les digo a mis estudiantes de la SVA: no os preocupéis por lo que queréis hacer tanto como para quién queréis trabajar.” Timothy también tiene clara otra cosa, que el diseño no es solo un trabajo: “Hay que enfocar el diseño gráfico como una práctica y no una profesión.”

Un punto sobre el que girar

Sin embargo, a menudo un único proyecto puede cambiar el transcurso de tu vida profesional entera. El mayor avance de Timothy llegó cuando trabajaba para Apple en San Francisco. “Hace seis años, tomé la decisión de empezar a dedicarme más a lo que me gustaba. Todo empezó cuando tuve la oportunidad de crear un mural para el Hotel Ace en Nueva York. Me metí en la habitación del hotel durante tres días con mis rotuladores y nunca miré atrás. Ese proyecto cambió la trayectoria de mi carrera por completo, desde ser un diseñador gráfico tradicional en el mundo del diseño de marca a trabajar para mí mismo creando una variedad de murales y exposiciones para clientes por todo el mundo.”

Esta variedad aporta un gran abanico de inspiración también, y nunca habíamos trabajado con nadie que hubiera enumerado una lista tan evocativa de influencias. Citó: “Películas, documentales, política, biografías, música, Bob Dylan, Kanye, la historia del jazz y el impacto que causó en Estados Unidos, productores de música, la NBA, la escritura, los viajes, los aviones, enamorarse y desenamorarse, cometer errores.”

¿Algo más?

¿Qué te motiva?

Puede que decir que “la pasión” sea un tópico cuando hablamos de un artista, pero no es de extrañar que esta amplia variedad de influencias genere una gran… pues eso, pasión. Timothy cree firmemente en el gran impacto que puede tener el diseño, algo que comparte con nosotros. “He aprendido que lo que más me gusta de ser diseñador es conectar con otros humanos a través de mi trabajo. También creo que compartir tus historias personales es una forma de activismo. Quiero sacar el máximo partido a mi trabajo sin obsesionarme con los contratiempos del camino.”

Independientemente del proyecto, Timothy siempre intenta mantener fija la mirada en su objetivo general, aquello que le impulsa. “Mi objetivo es crear obras que me estimulen y me conecten con el público. Como diseñadores, creo que tenemos talentos únicos para abordar temas que no se han explorado aún.”  

Pero… ¿cómo lo hace? ¿Cómo puede crear algo que exprese una idea en maneras que no puede hacerlo el lenguaje? Fijándose en las palabras en sí mismas. “Intento crear obras con una idea o un contenido como base. Siempre me ha gustado la caligrafía y durante mi carrera he intentado rotular mi propio trabajo, tanto en murales para un enorme cliente corporativo como Target, en mi libro Sharpie Art Workshop, publicaciones en Instagram como mi serie Memories of a Girl I Never Knew o proyectos como 40 Days of Dating y 12 Kinds of Kindness con mi socia creativa Jessica Walsh. Todo se centra alrededor de la escritura a través de mi propia voz. Y es lo que hice para el MOO Notebook también.”

¿Y qué más tiene Timothy en su agenda próximamente? “Me encantan mis clientes y quiero continuar trabajando con ellos, pero también quiero seguir emprendiendo proyectos personales que sean importantes para mí y para otros. Mi amiga Amélie Lamont y yo acabamos de publicar People of Craft, una página web que incluye todo tipo de diseñadores. Además, voy a lanzar con Uniqlo una colección de camisetas y bolsos para este invierno que me hace mucha ilusión.” Vamos a empezar a hacer sitio en el armario…

MOO X Timothy Goodman – el Notebook

Estamos encantados de haber tenido la oportunidad de trabajar con Timothy, y no podríamos estar más contentos de que él también lo esté. “Siempre he sido un gran fan de MOO, he pedido Postales y Tarjetas de Visita muchas veces. ¡Me entusiasmó el reto de crear un cuaderno personalizado juntos!” Ay, Timothy, nos vas a sacar los colores

¿Te gusta el Notebook? Consíguelo aquí

 

0

Comments are closed.

Living Coral, diseñando con el color Pantone del año para 2019

¡Ya está aquí! Pantone ha anunciado su Color del Año para 2019, Living Coral. Pero ¿qué...

4 min lectura

3 razones para usar MOO Business Services

Hacer pedidos de productos impresos para toda tu empresa puede resultar muy ¡Buff! Pero con MOO...

1 min lectura

Te presentamos a la gran familia Notebook

6 flamantes dúos de color y una personalidad apabullante: te presentamos a nuestra nueva gama de...

2 min lectura