July 10, 2018

5 consejos para relacionarte con tus primeros clientes

¿Nuevo en la gestión de tu propio negocio? Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a entablar buenas relaciones con tus clientes desde el primer día.

Si nunca has tratado directamente con clientes y no eres elocuente por naturaleza seguramente te estarás preguntando por dónde empezar. Pero trabajar con clientes no difiere mucho de cualquier otra relación comercial. Básicamente, tanto tú como tus clientes tenéis metas y solo necesitas planificar la mejor manera de cumplirlas. Aquí tienes cinco consejos para ayudarte a hacer precisamente esto.

  1. Redacta un contrato

Puede parecer un poco estricto, pero poner un contrato de por medio es una buena manera de entablar una relación y además te dejará con la conciencia tranquila. No necesita ser complicado o extenso, y casi seguro que no necesitarás un abogado. Muchos freelances eligen un tipo de contrato informal, como un acta de compromiso, donde se establece quién ha aceptado hacer qué y cuándo.

Una declaración de trabajo es otro tipo de contrato muy popular entre profesionales creativos y diseñadores, donde se detalla cómo se abordarán aspectos tales como modificaciones, pagos y derechos de propiedad intelectual.

Si puedes, redacta estos documentos con antelación, utilizando una versión como plantilla que puedes modificar repetidamente para adaptarla a nuevos trabajos a medida que surjan. Si estás promocionando tu marca y dispones de Tarjetas de Visita o  Papel de Carta, por ejemplo, inclúyelos en el documento para causar una impresión profesional.

  1. Mantenles informados

Mantén informados a tus clientes con comunicaciones regulares. Probablemente no necesiten un boletín diario (a no ser que lo hayan solicitado), pero es una buena idea mantenerles informados una vez por semana, más o menos.

  • qué estás haciendo
  • qué piensas hacer a continuación
  • cualquier cosa que necesites de ellos, como comentarios o material de referencia

Hay un par de razones para ello. Una es que ahorras a tus clientes el esfuerzo de tener que ponerse en contacto contigo y mantener la relación en marcha. Otra es que les incitas a que te mantengan informado sobre cualquier cambio o plan que pueda afectar a tu trabajo. Incluso podría llevarles a pensar en ti para proyectos futuros porque te tienen en mente.

Si necesita algo de tus clientes o estás esperando una respuesta suya, envíales un email de seguimiento amistoso o simplemente descuelga el teléfono. Si están ocupados y tienen muchas tareas entre manos esto puede ser realmente útil. No es necesario que les persigas con excesiva frecuencia, pero un poco está bien.

  1. Planifica calendarios de pago

Un apartado donde el trabajo freelance difiere dramáticamente del trabajo asalariado es la frecuencia de pago. Después de enviar una factura por un trabajo que ya has realizado deberás esperar a que se pague. El tiempo que puede tardar varía de un cliente a otro.

Para algunas empresas la norma es pagar facturas en 30 días y para otras 60. Algunas no tienen una política fija.

Es probable que tus clientes sigan el mismo proceso para todos sus proveedores, ya sean empresas grandes o unipersonales. Por lo tanto, es una buena idea preguntar siempre a un nuevo cliente cuáles son sus condiciones de pago. Una vez que las conoces, podrás planificar con antelación y asegurarte de que no te quedarás sin efectivo.

  1. No temas hablar de dinero

Negociar precios, dar presupuestos y asegurarte de recibir un pago justo por el trabajo que realizas es una parte fundamental cuando trabajas como autónomo. También puede ser uno de los apartados más desafiantes para los autónomos que empiezan, pero se vuelve mucho más fácil una vez hayas tomado algunas decisiones clave.

Una de las primeras cosas que debes hacer es establecer tus tarifas, ya sea por hora o por día. Si es posible, compara precios con otros freelance en tu industria, o visita websites como Upwork, para darte una idea de las tarifas de muchos profesionales freelance en una variedad de campos, o freelancer.com , donde se da una idea de lo que las empresas están dispuestas a pagar por trabajos específicos. Una vez hayas decidido tus tarifas, puedes usarlas para fijar el precio de tu trabajo y negociar con tus clientes.

También es una buena idea pensar si deseas trabajar en un proyecto o en base a tiempo y materiales.

  • En un proyecto basado en costes cobrarás un importe fijo acordado desde el principio. Esta es una buena manera para asegurar a los clientes de que están trabajando dentro de su presupuesto. Pero debe ir acompañado de una declaración de trabajo clara para asegurarte de que no te pedirán que hagas extras que no están cubiertos por tu coste original.
  • Tiempo y materiales significa que realizas un seguimiento del trabajo que has completado y facturas al cliente de manera regular hasta que el proyecto se completa. Este tipo de facturación es ideal para proyectos que cambian a medida que avanzan, o para trabajos con un calendario impredecible. Requiere un poco de administración extra porque tendrás que hacer un seguimiento de tus horas, pero no te quedarás sin efectivo si hay más trabajo de lo esperado.

  1. Mantente en contacto una vez acabado el trabajo

Todo ha ido bien, el proyecto está completo y tu cliente está contento con lo que has hecho. Si has hecho un buen trabajo es posible que quiera contratarte de nuevo. Pero lo más probable es que pase página rápidamente y no siempre te recordará a menos que hagas el esfuerzo de mantener el contacto.

Mantén la comunicación sutil y discreta, enviando un saludo cada dos meses para mantener el contacto. Si has encontrado una noticia de interés o un enlace para compartir con ellos, puedes hacer que ello el tema de tu mensaje y concluir con un recordatorio de que estás ahí y disponible para trabajar de nuevo.

También puedes usar el correo tradicional para mantenerte en contacto. ¿Por qué no enviarles algunas Postales o Flyers para exponer tu último trabajo o una muestra de producto envuelta y sellada con un Adhesivo?

0

Comentarios cerrados.

14 ideas de marketing para empresas pequeñas con todo tipo de presupuestos

En empresas con pocas personas, hacerse un nombre puede ser difícil, sobre todo en el caso de las...
June 10, 2020

Ideas para ahorrar espacio en tu despacho en casa

¿Trabajas en tu negocio desde casa y tienes problemas de espacio? Con estos trucos podrás...
June 4, 2020

Cómo trabajar desde casa eficientemente

Tanto si tienes experiencia trabajando desde casa como si eres novato trabajando desde tu salón,...
June 1, 2020