April 10, 2019

Alva Skog y las colosales mujeres que han dado forma a sus diseños

La ilustradora y anfitriona de Friday Night Sketch en The Design Museum habla con MOO sobre los personajes femeninos que han dado forma a sus diseños.

Nacida en Estocolmo, Suecia, y ahora afincada en Londres, la ilustradora Alva Skog manipula perspectivas para dotar a sus personajes femeninos y agéneros con cabezas pequeñas, brazos robustos y desmesurados pies y manos, a menudo dibujados desde arriba o desde abajo, En sus ingeniosos y atrevidos diseños, Alva también juega con el equilibrio de poder entre el espectador y el sujeto en sus llamativos y atrevidos diseños.

Un año después de su graduación, Alva cuenta ya con clientes como Apple, Refinery29 y The Guardian. Como anfitriona de Friday Night Sketch con el tema de Mujeres Colosales, MOO habla con Alva sobre estereotipos distorsionados, consejos para una exitosa carrera como freelance y como las novelas de ciencia ficción han influenciado su estilo.

Cuéntanos un poco sobre tu formación y cómo llegaste a la ilustración.

Siempre me ha encantado dibujar, mi tía era escenógrafa y solía pintar mucho, y mi padre era director de anuncios de televisión. Me encantaba ir con él al trabajo, y la idea de trabajar con clientes y visualizar y comunicar mensajes de otros me atraía mucho.

Tras acabar un curso en bellas artes apliqué para estudiar en la universidad Central Saint Martins, donde aprendí ilustración. Me gradué en 2018 y empecé como freelance de inmediato.

¿Qué disciplinas desarrollaste en Saint Martins?

Como había hecho un curso de dos años en bellas artes, yo era algo mayor que el resto de los estudiantes, sabía con certeza lo que quería y era muy tenaz. También se nos permitía ejecutar nuestros propios proyectos, con lo que aprendí a gestionar mi tiempo además de conseguir la confianza de que podía llevar a cabo mis propósitos.

También aprendí mucho de mis compañeros de clase, algunos eran muy buenos en tipografía y otros en ilustración. Una de las cosas más importantes que aprendí fue compartir técnicas y mantener mi mente abierta. A veces todavía trabajo con gente que conocí en Saint Martins.

¿Cuáles han sido tus influencias creativas más importantes?

Mi hermana pequeña y su visión de la vida a medida que crece me inspira mucho, y también mi madre, que es profesora de etnología y me ha enseñado mucho sobre feminismo y género. Me inspiran mucho las experiencias de las mujeres y la gente agénero, que me han enseñado que no solo hay dos maneras de ser, sino que puedes ser de muchas maneras.

También me inspira mucho la pintora Marlene Dumas y la literatura de ciencia ficción femenina, como “La mujer al borde del tiempo” de Marge Piercy y “La mano izquierda de la oscuridad” de Ursula K Le Guin. Estas novelas exploran la identidad de género y lo que podría ser el género en el futuro, y me han proporcionado una interesante perspectiva que definitivamente ha influenciado mi obra.

¿Cómo desarrollaste tu inconfundible estilo?

Antes de mi segundo año de estudios probé diferentes estilos, utilizando tinta, acuarela y dibujo digital. En 2017 tomé parte en los premios D&AD New Blood Awards. Las instrucciones eran crear tres posters que dieran consejos a alguien, así que decidí hablar con mi hermana sobre no someterse a las rígidas ideas de la sociedad sobre imagen o comportamiento.

Fui muy consciente de no sexualizar a las mujeres en mis posters en ningún aspecto, y alejarme de los estereotipos que las representan en los medios. Quería hacer algo nuevo, así que las dibujé con manos y pies desmesurados, brazos robustos y piernas peludas.

Mi propuesta fue galardonada con el premio Yellow Pencil, lo que me dio confianza para creer que mi trabajo era lo suficientemente bueno para la industria y que podía combinar de manera efectiva el feminismo en mis ilustraciones. Este fue uno de los puntos de partida claves de mi estilo.

¿Tu estilo de ilustración ha evolucionado con el tiempo?

Definitivamente, y seguiré evolucionando, lo cual me emociona. La primera vez que alguien me dijo que “Si quieres ser ilustradora necesitas tener un estilo” me frustré, porque quería hacer de todo. Pero tener un estilo también significa que puedes evolucionar y cambiar con el tiempo.

Las cabezas en mis dibujos son cada vez más pequeñas, las manos cada vez más grandes y juego más y más con la perspectiva. Me fascina ver hasta qué extremo puedo llevar mi trabajo.

¿Cómo abordas las pautas para un trabajo y qué tipo de proyectos son tus favoritos?

Hice la portada para el suplemento de The Guardian, G2, para ilustrar un artículo sobre el abuso sexual infantil. Fue todo un reto, porque el tema es muy duro, pero este tipo de proyectos tienen mucha importancia y quedé muy satisfecha con el resultado.

Cuando recibo las instrucciones para un trabajo editorial, primero leo el artículo, apunto palabras clave y hago un estudio más amplio si lo creo necesario. A continuación, dibujo pequeñas muestras en blanco y negro y después hago esbozos en mi iPad, utilizando la aplicación Procreate. Una vez hechos los primeros bocetos, los envío al cliente y después aplico muestras de color. El mundo editorial es bastante acelerado, solo dispones de uno o dos días para entregar el trabajo, pero me gusta mucho.

Recientemente fuiste la anfitriona de Friday Night Sketch con el tema de Nuevos Monumentos para Mujeres ¿cómo abordaste el tópico?

Creo que funciona muy bien con la manera en la que enfoco la ilustración, dibujar algo a lo grande es muy emocionante. Pedí a los participantes que utilizaran perspectivas exageradas, lo cual puede capacitar o incapacitar al espectador a crear un dibujo colosal de un personaje femenino o agénero.

Todos se esforzaron en distorsionar la perspectiva en sus dibujos. Puede ser bastante difícil de hacer, pero algunos fueron muy listos, dibujando bocetos iniciales con una perspectiva exagerada y luego haciendo un segundo boceto con una perspectiva aún más extrema. Es fantástico tener a tanta gente dibujando en la misma sala, ¡es un evento magnífico!

¿Qué consejo darías a aquellos estudiantes que esperan trabajar como freelance tras su graduación?

Sé activo exhibiendo tu trabajo. Una de las razones por las que empecé con buen pie en mi carrera freelance fue porque me presenté a muchos concursos y escribí a muchas revistas online preguntando si podía colaborar. Debes tener confianza en tu trabajo, si crees que podría mejorarse no convencerás a otros para que te contraten.

También es importante ser amable con otros ilustradores, por ejemplo, si yo no puedo encargarme de un proyecto siempre recomiendo a alguien, es bueno no ser demasiado competitivo. Ser buena persona es lo que hará que la gente desee trabajar contigo o que te ofrezca trabajo, ¡te llevará muy lejos!

0

Comments are closed.

Cómo esta sucursal de la inmobiliaria Berkshire Hathaway creció por todo lo alto

¿Qué se necesita para llegar a la cima del negocio inmobiliario en Estados Unidos? MOO habla con...

4 min lectura

Red Bull, una lección sobre desarrollo de marca competitivo

Desde su eslogan hasta su lata con un diseño ya icónico, descubre cómo la identidad de marca de...

3 min lectura

Louisa Cannell, ilustraciones que homenajean a mujeres fuertes

En tan solo dos años, Louisa Cannell ha dejado huella en el panorama del diseño. MOO habla con...

4 min lectura