February 22, 2017

Cuida de ti, y de tu startup

5 prácticos hábitos para que los empresarios incrementen su bienestar personal mientras desarrollan su marca

Llevar un negocio es una de las cosas más emocionantes que harás en tu vida. Podrás ganarte la vida haciendo lo que te apasiona mientras dispones de un control absoluto sobre tu horario. Este tipo de libertad puede ser adictivo y muy inspirador.

De hecho, tan inspirador que puede incluso que olvides de cuidar de ti mismo. Cuando eres el encargado de todo, desde el marketing hasta la creación de productos, puede que estés más estresado de lo que deberías. Y demasiado agobiado para hacer algo al respecto.

Por eso es importante desarrollar hábitos de trabajo útiles que no solo te ayuden a trabajar de manera más eficaz, sino que garanticen que estás cuidando de ti. Así dispondrás de la energía y creatividad para llevar tu negocio aún más lejos.

En lugar de trabajar más, revisa tus objetivos

Tara Gentile, consultora y estratega de pequeñas empresas, observa que un problema común para los empresarios es intentar desarrollar su negocio haciendo más de lo mismo: “más trabajo, más ofertas, más suscriptores, más marketing.” Pero cuando solo te centras en hacer más, es inevitable que al final llegues al punto en el que tienes más tareas que tiempo para llevarlas a cabo.

En su lugar, fíjate objetivos más amplios que te ayuden a mantenerte centrado en los pasos necesarios para que tu negocio crezca. “Puede que conlleve tomar riesgos y contratar a más gente, o abandonar un producto para jugártela con otro. En cualquier caso, implica hacer las cosas de manera diferente para salir del agotamiento y continuar desarrollando tu negocio.”

Valórate

Como empresario o autónomo, puede que pases 40 horas a la semana en tu escritorio, pero no todas ellas serán facturables y formarán parte de tus ingresos. Cuando calcules tus tarifas para clientes:

  • Ten en cuenta que entre un 25% y un 50% de tu tiempo lo invertirás haciendo marketing, hablando con clientes potenciales y haciendo trabajos administrativos.
  • Recuerda incluir el coste de llevar tu propio negocio. Por ejemplo, puedes basar tu tarifa horaria a partir de un salario de empleado, y a continuación multiplicarlo por entre 1.5 y 3 para cubrir impuestos, seguro médico y gastos de empresa.
  • Revisa tus tarifas periódicamente. No olvides comparar tus precios con el mercado (y tu propia productividad) para asegurarte de que cobras un precio justo. Según la velocidad de desarrollo de tus habilidades, como regla general es conveniente subir tus tarifas cuando ya tengas programados un par de meses de trabajo.

Sé realista en cuanto a productividad

Sobre todo cuando estás empezando, te puede resultar difícil estimar cuánto vas a tardar en finalizar una parte específica del proyecto. Subestimar el tiempo empleado en tu negocio puede significar que cobras menos de lo que deberías por tus servicios, y cuando no ganas lo suficiente es muy difícil convencerte a ti mismo de que te mereces un descanso.

Empieza a registrar el tiempo para disponer de datos concretos y poder hacer estimaciones más ajustadas para servicios y proyectos. Es bastante más sencillo de lo que crees. Hay montones de aplicaciones que te ayudarán a hacerlo desde cualquier lugar. Puedes probar varias diferentes hasta que encuentres la que más te guste.

También es buena idea añadir un poco de tiempo extra a tus estimaciones. Considera multiplicar el tiempo que esperas tardar por 1.5 en concepto de revisiones tras el trabajo o posibles retrasos al comunicarte con el cliente.

Organízate

Una buena organización puede obrar maravillas para tu tranquilidad y relax como empresario. Crear un flujo de trabajo que se adapte a ti es un proceso personal, pero estas herramientas pueden ayudarte:

Evernote es genial para almacenar documentos y notas además de guardar inspiración para futuros proyectos. Y la aplicación dispone de escáner: ¡olvídate de perder ni una sola nota, recibo, tarjeta de visita o factura más!

Para estar al día con tu lista de tareas: Asana y Wunderlist son fantásticas si eres un pensador lineal. Si prefieres un método más visual para gestionar tus proyectos, prueba MeisterTaskTrello o la nueva opción de tableros de Asana.

Una organización adecuada de tus movimientos financieros y facturas también te quitará mucho estrés: Quickbooks y Xero son aplicaciones de contabilidad para pequeños empresarios, mientras que Harvest y Freshbooks también incorporan herramientas de seguimiento de tiempo y de pagos.

Dedica tiempo para ti

Todd Henry, autor y orador de negocios, afirma que uno de los errores más comunes entre empresarios es dejar que su compañía se adueñe de sus vidas. “Dedica tiempo para ti de manera regular, llena tu mente con nuevos estímulos e ideas.” Tanto si disfrutas de visitar exposiciones de arte como de ver series de asesinatos en la tele, te ayudará a desconectar y pensar en nuevas ideas.

Una actividad infravalorada es escuchar podcasts y audiolibros. Hay muchísimas opciones fantásticas para elegir, desde dramas surrealistas hasta narrativas sobre diseño. Y puedes “leerlos” mientras cocinas, paseas al perro, limpias la casa o conduces.

Manteniendo el equilibro entre la vida profesional y la personal y reevaluando tus objetivos de manera regular (y asegurándote de cumplirlos), podrás estar más relajado, ser más feliz y por supuesto obtener más beneficios en 2017.

0

Comments are closed.

Consejos para estimular la confianza cuando se habla en público

Hacer discursos en público con más frecuencia es una manera fácil de hacer crecer tu negocio....

8 min lectura

9 consejos para una presentación fantástica

Incluso si no eres un vendedor nato, puedes exponer tus ideas de manera efectiva con una...

5 min lectura

Cómo el fundador de Weebly, David Rusenko, ha llevado a la empresa a una nueva dimensión

Cómo desarrollar una empresa de orígenes modestos manteniendo una sólida cultura de marca. Tu...

2 min lectura