June 12, 2017

Cómo organizar el stand de una feria de artesanía: consejos para tu primera vez

¿Estás planeando tu primera feria de artesanía? ¡Qué bien! Aquí te dejamos algunos consejos para que tu stand sea todo un éxito.

 

¿Por qué es genial tener un stand en una feria o evento de artesanía?

En primer lugar, es una oportunidad fantástica para hacer networking. Una feria o evento de artesanía reúne a una gran cantidad de gente de tu industria, desde pequeños empresarios a clientes pasando por proveedores, distribuidores y compradores. Aunque la palabra “networking” te ponga nervioso, recuerda que todo el mundo va en el mismo barco. Tu stand es perfecto para romper el hielo, así que deja que tus productos hablen por sí mismos. Y si eres de naturaleza tímida, es una manera genial para conocer a gente nueva y conectar gracias a vuestra pasión en común.

Evidentemente, también has ido a vender. Es raro que alguien que asiste a una feria de artesanía se vaya sin hacerse con algunos tesoros. Al vender tus productos en un evento, te ahorras los gastos de envío y embalaje. Podrás aprovechar la oportunidad de conocer personalmente a tu cliente y ellos se irán con su preciosa compra e inspiración sobre cómo aprovecharla al máximo.

También podrás impulsar tu negocio. Eventos de este tipo son oportunidades fantásticas para conocer y aprender de compañías similares, obtener ideas nuevas y comparar los precios del mercado.

Si te estás preparando para un evento, sigue nuestros consejos para montar un stand de categoría:

 

Prepara tu estrategia

Lo primero es lo primero: determina qué quieres conseguir y quién te ayudará a hacerlo. ¿Vas a centrarte en nuevos clientes, proveedores o distribuidores? ¿O estás buscando colaboradores?

Saber qué quieres obtener en el evento te ayudará a dirigir tus conversaciones y aprovechar al máximo el tiempo que no estás con tus clientes.

Piensa qué quieres que la gente recuerde sobre tu negocio y prepárate una presentación rápida. Quizá en tu negocio vendes “joyería creada con cubertería reciclada,” “calcetines y tejido de cocina con estampado de arco iris” o “sofisticadas láminas en acuarela.” Si tienes una manera clara y atractiva de presentarlo, podrás comunicarte a la perfección en el evento, sin importar si eres tímido o estás muy ocupado.

 

Llévate un acompañante

Aunque normalmente trabajes solo, un compañero que te ayude a gestionar tu stand puede marcar la diferencia. Encuentra a alguien que se complemente contigo: si eres reservado, elige a alguien que sea extrovertido y hablador y que sepa mantener una conversación cuando tu energía ya no da para más. Podréis cubriros mutuamente para ir a comer e ir al servicio, y si tu stand tiene éxito y tiene afluencia, podrá ayudarte a crear una conexión con gente que de lo contrario hubiera tenido que esperar para hablar contigo.

 

Haz contactos duraderos

Toma nota de la gente con la que hablas durante el día y sobre qué hablasteis. Así te será más fácil contactarles tras el evento por email o por teléfono. Recoger tarjetas de visita es un buen primer paso, pero es fácil olvidar quién es quién y de qué conversasteis tras un largo y ajetreado día, a menos que anotes un poco más de información.

Un simple cuaderno y boli bastarán, además de una grapadora para sujetar las tarjetas de visita a las páginas. También hay algunas aplicaciones para tomar nota de nuevos contactos superútiles que te permitirán a ti o a tus nuevos contactos introducir su información en tu teléfono o tablet. Y si quieres empezar la relación con buen pie, siempre puedes enviarles un mensaje recordatorio con una Postal manuscrita.

 

Que tu marca sea visible

Sí, tu trabajo es increíble. Pero hay mucha gente con talento por el mundo y un stand con tu marca puede hacer que tu trabajo destaque entre los demás. Piensa en los colores, logo, tipografía, nombres de los productos… cualquier cosa que puedas tematizar para crear un conjunto.

Pueden ser etiquetas a juego con tus pósters e imágenes del stand. O quizá nombres de productos que creen una conexión entre tu gama de artículos. Por ejemplo, si vendes cerámica roja, azul y amarilla, podrías llamarlas fresa, arándano y plátano y ofrecer snacks de fruta a los clientes que se pasen por tu stand.

Si tu foco de atención son clientes que repiten o empresas para desarrollar colaboraciones, piensa en tu stand como si fuera el primer paso de un viaje. ¿Se complementa la imagen de tu stand con tu tienda online? ¿Tu página web será fácilmente reconocible y consistente tras recibir una tarjeta de visita?

 

Muestra tu oferta

La artesanía puede intimidar un poco a la gente. Sienten curiosidad pero no quieren tocar objetos que puedan ser delicados o estropear un escaparate perfectamente colocado. Puedes ayudarles a sentirse cómodos explorando tus productos con un escaparate sencillo y acogedor. Esto no quiere decir que tengas que poner todo en estantes básicos o en montones; puedes situar un precioso arreglo al fondo del stand y algo más manejable de cara al público. Elige elementos interactivos como un carrusel o una cesta con una pila de productos que los clientes puedan revolver y rebuscar a su antojo sin que tengan la sensación de que están dañando tus productos.

Pon los precios a la vista de todos y asegúrate de mostrar toda tu gama, desde productos baratos y sencillos a obras de arte que te dejen sin habla. Intenta incluir una mezcla de opciones: tus productos más vendidos con precios competitivos pero también los más innovadores y de precios más elevados.

También puedes ofrecer “exclusivas de evento”, como prototipos de nuevas ideas en las que estás trabajando. Así podrás conseguir los comentarios y reacciones de la gente sobre tus ideas y hacerles sentir que han tenido una experiencia especial.

 

Prepara temas de conversación

Ten a mano una frase o artículo para romper el hielo; así te será más fácil iniciar conversaciones. Por ejemplo, algunos datos interesantes sobre tu marca. Puedes atar lazos en las patas de tu stand o decorarlo con plantas. O puedes llevar un artículo decorativo gracioso para hacer reír a la gente y que quieran hacerse fotos con él. (Sabes que llevas meses queriendo dar uso a ese plátano hinchable que tienes guardado.)

Si tu negocio está relacionado con algo que la gente no ve todos los días, como una ruleta, un láser de grabados o una máquina de pirograbados, llévatela y deja que la gente vea tu destreza en vivo y en directo. Además de ser un tema de conversación fantástico, demuestra el talento y el cuidado que conlleva tu trabajo.

 

Promociónate con obsequios

En lo respecta a eventos, algo es seguro: a todo el mundo le gustan las cosas gratis. Si tu presupuesto te lo permite, prepara bolsas de regalos que incluyan un par de obsequios y contengan algunos flyers y tarjetas de visita.

Una opción ideal es elegir un obsequio que valga como mensaje de marketing. Por ejemplo, Adhesivos con tu marca. ¿O por qué no un paquete de Postales con un lazo?

Incluso podrías ofrecer figuras de origami hechas a mano. Y, por supuesto, golosinas. ¿A quién no le gustan las golosinas?

 

¿Has organizado un stand para un evento con éxito? Déjanos un comentario o envíanos un tuit, nos encantaría oír tus consejos.

0

Comments are closed.

Cómo desarrollar tu marca de empleador y atraer al mejor talento

Ayuda a tu empresa a destacar como excelente lugar de trabajo y así atraer, y contratar, al mejor...

4 min lectura

Cómo elegir el nombre de una marca que sea plenamente “tú”

¿De dónde vienen los nombres de las marcas? A veces es pura intuición, otras, es necesario...

4 min lectura

Guía para inmobiliarias para crear un buen plan de marketing

Tanto si eres una inmobiliaria profesional como si acabas de empezar, el marketing es fundamental...

7 min lectura