August 16, 2018

Cómo desarrollar la cultura de tu marca

Ya has definido tu marca y has empezado a presentarla a tus clientes. ¿Pero cómo integrar completamente tu marca en tu empresa?

1. Exhibe tu marca en tu espacio de trabajo

Harvard Business Review sugiere ajustar tu material de marketing externo a tus comunicaciones internas para que los mensajes que estás transmitiendo al mundo coincidan con los de tu empresa. Con el marketing interno conoces muy bien a tu público y puedes contar con su atención durante la jornada laboral, con lo cual los mensajes de marketing de tu marca están bien orientados y son eficaces.

Si eres una empresa unipersonal, puede parecer un poco ridículo promocionarte a ti mismo, pero puedes exponer tu marca en tu espacio de trabajo. Si tiene folletos, Flyers, Tarjetas de Visita o Postales ya hechas, cuélgalas en las paredes de tu espacio de trabajo. Te ayudará a mantener los valores de tu marca presentes y recordar la imagen y la impresión que estás proyectando al resto del mundo. Piensa en ello como si tu marca se estuviera mirando en el espejo.

2. Asegúrate de que tu equipo está a tu lado

Sin personas, una marca es solo una lista de palabras o una paleta de colores. Tu equipo es el que realmente hace que tu marca sea una realidad, por lo que es esencial asegurarte de que comprenden de dónde surge tu marca y qué significado tiene cada uno de sus valores en el mundo real.

Si tus empleados pueden relacionar los valores de tu marca con sus propios valores personales mucho mejor. The Balance sugiere vincular los valores de tu marca a la selección y los incentivos de tus empleados, así elegirás a empleados que comparten las perspectivas de tu empresa y podrás reafirmar esos valores a lo largo del tiempo. Es una manera autosuficiente de desarrollar tu marca.

3. Utiliza el poder de los ejemplos

Todos tenemos un entendimiento diferente de una palabra como “amistoso”, para algunos es una sonrisa amable, para otros es un energético apretón de manos y una invitación para comer. Lo mismo sucede con los valores de tu marca, están abiertos a numerosas interpretaciones. En lugar de presentar a tus empleados ideas abstractas como ‘honestidad’ ‘eficacia’ y ‘valentía’, explica lo que quieres decir con ejemplos.

El contexto del mundo real puede ilustrar los valores de tu marca en acción. Piensa en las llamadas de tus clientes, las relaciones entre el personal de tu oficina, las conversaciones con los proveedores, la actividad en las redes sociales o en cualquier otro escenario que se te ocurra y empieza a crear algunos ejemplos. Esto dará a tus empleados confianza y precisión para ayudar a tu marca a crecer.

Puedes usar imágenes, texto o video para crear ejemplos de referencia para tus empleados, o incluso capturas de pantalla que muestren conversaciones entre personas. Para mayor efectividad, asocia tus ‘buenos’ ejemplos con una versión de ‘qué no deben hacer’.

4. Mantente realista

Nadie puede ‘respirar su marca’ las 24 horas del día, sería un poco preocupante si lo hicieran. Los valores de una marca son ideales a los que aspirar, no son reglas rígidas, y seguro que en ocasiones tanto tú como tu equipo no alcanzaréis las expectativas, porque sois humanos.

Ser capaz de dar un paso atrás y mirar a tu empresa con sentido del humor es algo positivo para mantener tu marca viva a largo plazo. Si las cosas se salen un poco de su curso lo notarás y podrás corregirlo, ¡no es el fin del mundo!

Dale vida a tu marca con llamativos y atractivos Adhesivos.

0

Comentarios cerrados.

5 hábitos de cuidado personal si trabajas desde casa

Trabajar desde casa significa que tienes control total sobre tu entorno de trabajo. Conviértelo en...

3 min lectura

6 cosas que todos odiamos del networking y cómo afrontarlas

Si no te sientes a gusto en los eventos de networking, tranquilo, no eres el único. A todos nos...

4 min lectura

Cómo diseñar un logo para tu empresa

Tanto si diseñas un logo tú mismo como si encargas la tarea a alguien, aquí tienes todo lo que...

7 min lectura