July 23, 2018

6 maneras de optimizar tu tiempo libre

Decidir emprender un negocio mientras conservas tu trabajo habitual puede ser abrumador. Aumenta tus posibilidades de éxito (y disfruta de la experiencia) con estos consejos.

Ganar dinero de una afición es un sueño que a muchos nos gustaría ver convertido en realidad. Si estás pensando en lanzar tu propio negocio, pero quieres seguir poder pagando tu alquiler, un proyecto en tu tiempo libre podría ser la solución ideal.

Dedicar tiempo a tu afición tras un largo día en el trabajo es indiscutiblemente un desafío. Pero también puede ser gratificante e incluso puede convertirse en un negocio a tiempo completo. Sigue estos consejos para sacar el máximo partido a tu proyecto sin sufrir agotamiento.

  1. Lleva el control de tu dinero

Antes de que un nuevo negocio comience a dar frutos, es probable que tengas que invertir algo de capital para ponerlo en marcha, desde materiales y alojamiento web hasta tinta para impresora y una subida en la factura de teléfono. Asegúrate de que dispones de suficiente margen financiero para despegar. Haz una lista de todas las cosas que podrías necesitar durante los primeros seis meses y comprueba que tu salario o ahorros pueden cubrirlas.

Una vez que comiences a ganar dinero con tu proyecto, vale la pena contratar a un contable para asegurarte de que cumples con todo lo necesario en cuanto a impuestos y conoces qué archivos debes guardar.

  1. Verifica tus expectativas

Si siempre has querido ser su propio jefe, un proyecto en tu tiempo libre es una excelente forma de sumergirte en el mundo freelance. Pero si te imaginas trabajando desde la playa y disfrutando de clases de yoga entre baños en la piscina dentro de seis meses, tal vez debas ajustar tus expectativas.

Convertir tu afición o habilidad secundaria en tu principal fuente de ingresos puede acarrear mucho trabajo, especialmente cuando no puedes comprometerte a tiempo completo. Es probable que sea un proceso a largo plazo, por lo tanto, márcate objetivos realistas, por ejemplo, ” Para Navidad quiero haber conseguir un cliente habitual ” o “Quiero ganar lo suficiente para poder pagar una factura más cada mes”.

Si crees que tienes dificultades para mantener tu carga de trabajo, podría ser el momento de reducir tus horas y expectativas en consecuencia. Convertir tu afición en un negocio es un objetivo fantástico, pero trabajar en un proyecto que amas es suficientemente gratificante en sí mismo y, si no funciona, siempre podrás permitirte volver a convertirlo en un hobby.

  1. Tómate tu marca en serio

El desarrollo de marca es un crucial primer paso para construir tu propia empresa, sino pregúntaselo a Sarah de Geo Heaven, quien está logrando un gran éxito con su afición.

Desde tu nombre y logotipo hasta tu tono de voz y Tarjetas de Visita, crear una identidad de marca basada en tus valores, tu público, personalidad e historia ayudará a tus clientes a tomarte en serio, y estimulará a la vez la percepción que tienes de ti mismo.

Cuando estás lanzando una empresa fuera del horario de oficina el tiempo es esencial. Una vez sabes lo que tu marca representa y cómo deseas que se perciba, puedes causar revuelo de manera rápida y consistentemente a través de tu página web, redes sociales y Tarjetas de Visita.

  1. Aprovecha al máximo las redes sociales

No hay nada que te impida aprovechar el tiempo durante la hora de la comida y los fines de semana desarrollando tu marca y la atención al cliente. Esto es lo que hace que los medios sociales sean una herramienta muy útil para las pequeñas empresas.

Además de ser una excelente forma de exponer tu marca a muchos públicos diferentes, configurar cuentas exclusivas en Instagram, Facebook y Twitter te ofrece la oportunidad de conectar con clientes cuando vas sobre la marcha, lo que reduce las posibilidades. de perder oportunidades de negocio.

Dedica tiempo a hacer fotos perfectas de tu producto, esto realmente te hará destacar entre la competencia.

  1. No te lo tomes como un hobby

Tu afición podría no ser tu principal fuente de ingresos, pero solo recogerás lo que siembres. Con suerte, estarás concentrado en un proyecto con el que ya estás comprometido, ya sea diseño gráfico o joyería, por lo que la motivación no debería ser un problema.

Pero hacer que funcione como negocio requiere espíritu emprendedor, lo que significa buscar oportunidades de networking (y mejorar tus habilidades de networking, incluso si no te gusta), examinar tu base de clientes, desarrollar tu presencia online, organizar tus finanzas y redactar un plan de negocio. En resumen, tómate en serio tu afición y otras personas también lo harán.

  1. Cuídate

Si trabajas día y noche tienes que ser implacable con tu tiempo, aunque de repente te darás cuenta de que eres bastante bueno priorizando cuando tu opción está entre ponerte al día con amigos o clasificar emails no deseados.

Incluso si eres bueno separando las tareas esenciales de las menos cruciales, hacer un segundo trabajo al final de un día ya exigente de por sí puede pasarte factura, deja siempre algo de tiempo para cuidarte (estos 5 hábitos de cuidado personal podrían ayudarte )

Estás haciendo algo increíble, así que recompénsate a menudo, incluso si es solo una gran taza de café para mantenerte en marcha.

¿Listo para dar el paso? Haz correr la voz sobre tu nuevo negocio y dedícale un juego de Tarjetas de Visita.

0

Comentarios cerrados.

6 formas en que tu empresa puede ser caritativa estas Navidades

Ser generoso durante las Navidades puede impulsar tu empresa e incluso mejorar la salud mental de...

4 min lectura

Cómo repartir tus Flyers

Has acabado tu diseño y tu eslogan, has hecho tu pedido y tus Flyers están listos. Utiliza...

3 min lectura

Cómo ser productivo: prueba estos 5 consejos esta semana

¿Quieres aprovechar tu día al máximo? A todos nos gustaría encontrar la manera de ser más...

3 min lectura