April 14, 2021

Guía de bolsillo para drop-shipping

Drop-shipping, cuando un minorista crea un portal online y un mayorista cumple con los pedidos, es una forma económica de abrir un negocio. Pero ¿es lo más adecuado para ti?

¿Qué es exactamente el drop-shipping?

Con un modelo comercial de drop-shipping, tú creas una tienda online, pero, a diferencia de un minorista de comercio online clásico, no tienes que ocuparte del stock o los envíos y no necesitas destinar un presupuesto para inventario.

En su lugar, trabajas con un socio (o socios) mayorista que envía los productos directamente a tus clientes. Tú solo pagas por los artículos cuando se venden y obtienes tus ganancias del margen de beneficio sobre el precio del mayorista.

Beauty products and delivery box with address label and sticker

¿Quiénes son los mayoristas?

En los últimos años, y gracias a la revolución digital, hemos observado un aumento en las conexiones entre empresas globales. Mercados mayoristas como Alibaba o Aliexpress, más pequeño y fácil de acceder, facilitan hacer negocios con fabricantes de bajo coste en China, Taiwán e India entre otros países. Son una elección perfecta para aquellos que empiezan con este tipo de comercio, aunque no son, ni mucho menos, las únicas opciones.

Puedes trabajar con mayoristas en casi cualquier parte del mundo, vendiendo de todo. También puedes suscribirte a un directorio de mayoristas como DobaWorldwide Brands o Salehoo, o puedes buscar en Google mayoristas que dispongan de los productos que deseas vender.

Lingerie packaging with branded stickers in various shapes and sizes

¿Dónde está el truco?

Drop-shipping suena como un sueño, una oportunidad de emprender un negocio con un riesgo mínimo. Pero esta manera de trabajar tiene sus ventajas y desventajas…

Ventajas del drop-shipping

  • Inversión inicial mínima. No es necesario invertir mucho dinero en productos y almacenamiento de inventario antes de empezar.
  • Es un modelo de negocio realmente simple. Tú vendes, el mayorista cumple con los pedidos y ¡trabajo hecho!
  • Tu riesgo es relativamente bajo. Si los productos no se venden no tienes que pagar por ellos y tampoco acumularás stock del que tendrás que deshacerte rebajando precios

Desventajas del drop-shipping

  • Es un campo muy competitivo (debido a la mínima inversión inicial) y es posible que tengas que aceptar un margen de beneficio muy bajo para mantenerte competitivo con otras empresas en materia de precios.
  • No tienes un gran control sobre la experiencia del cliente en términos de entrega, embalaje o calidad del producto. No tendrás oportunidad de crear una atractiva experiencia de desempaquetado para tus clientes o incluir un Flyer o Postal en el paquete.
  • Es posible que tengas que ajustar las expectativas de tus clientes en términos de plazos de entrega, especialmente cuando se trata de envíos a ubicaciones lejanas.
  • Hacer un seguimiento de la disponibilidad de stock puede ser complicado, especialmente si trabajas con más de un socio mayorista.
  • Algunos mayoristas cobran cuotas, ya sea por pedido o por mes. También pueden tener requisitos de pedidos mínimos, con costes a pagar si vendes menos de lo esperado.
Ghost and Rose cards, t-shirts and stickers

Credit: @ghostandrose

Consejos para el drop-shipping con éxito

La automatización es tu amiga

¡Hurra por los datos! Hay muchas herramientas digitales que pueden aliviar el trabajo de mantenerte al día con tu mayorista, compartiendo automáticamente con tu portal de venta datos de disponibilidad de inventario e incluso descripciones de productos. Algunos, como Inventory Source, tienen una doble función como directorios de mayoristas. Otros, como Spark Shipping, gestionan automáticamente el seguimiento y el procesamiento de pedidos.

Elige bien a tus proveedores

Casi no hace falta decirlo, pero trabajar con mayoristas de confianza con buena reputación puede marcar la diferencia entre clientes felices y descontentos. Asegúrate de inspeccionar a fondo los productos y establece y acuerda un nivel de servicio para los plazos y métodos de envío.

Ten en cuenta las devoluciones y los costes de envío

Si hay un factor que debes tener en cuenta sobre los clientes online de hoy en día es su expectativa de obtener devoluciones y envíos gratuitos. Si vas a ofrecer envíos gratuitos, asegúrate de incluir el coste en tus márgenes de beneficio, especialmente si trabajas con múltiples mayoristas.

Al fin y al cabo, si el cliente selecciona productos de diferentes proveedores quedará desconcertado si tiene que pagar costes de envío por cada producto, ya que entienden que proceden de la misma fuente.

También debes pensar cuidadosamente en tu política de devoluciones. Calcula si puedes ofrecer devoluciones gratuitas y, si no, qué harás con los artículos defectuosos o dañados que los clientes tienen derecho a devolver. Aquí la clave es tener una buena relación con tu mayorista.

Tu stock puede ser remoto, pero tu marketing no tiene por qué serlo. Desarrolla tu marca y tus contactos con un juego de Tarjetas de Visita de MOO o incluye tu marca en tu espacio de trabajo y papelería de empresa con Adhesivos personalizados.

0

Comentarios cerrados.

Consejos de gestión de tiempo para jefes de pequeñas empresas

Descubre cómo gestionar tu tiempo de manera productiva y eficiente.

February 11, 2021

Cómo hacer las fotos de productos perfectas para tu tienda online

Toma fotos de productos fantásticas para tu tienda online.

January 21, 2021

Qué dice tu branding sobre tu empresa

Tu branding refleja la personalidad de tu empresa.

January 14, 2021