January 29, 2018

La importancia de tener un espacio de estudio

Para el ilustrador Matthew Frame, mudarse a un espacio de estudio ha sido invaluable y ha cambiado por completo la forma de enfocar su trabajo. Descubre por qué.

El ilustrador Matthew Frame tiene un excelente estilo, elaborado y reconocible, que aparece tanto en ilustraciones para editoriales como en murales a gran escala.

Descubre por qué mudarse a un estudio ha cambiado por completo la forma de enfocar su trabajo, el papel que las redes sociales han desempeñado en su carrera hasta ahora y por qué, a pesar de trabajar en un mundo predominantemente digital, prefiere emplear técnicas clásicas.

Cuéntanos sobre ti, Matt

Trabajo en mi espacio de estudio en Dalston, Londres, y creo elaborados dibujos en blanco y negro que desarrollan mi pasión por el cine, la política, la educación, los temas ambientales y la ciencia ficción. Tengo una técnica de producción clásica y una perspectiva de diseño que afianza mi visión de los encargos de trabajo que recibo. Utilizo un método basado en la investigación que explora la historia de la ilustración y cómo el dibujo es una herramienta esencial para transmitir información e ideas complejas de manera efectiva.

¿Cómo llegaste a la ilustración? Cuéntanos tu trayecto hasta ahora

Mis padres siempre han estado muy interesados en el arte. Mi padre está obsesionado con Andy Warhol, tiene casi todos los libros que se pueden haber publicado. El arte me ha impresionado desde muy pequeño y es algo muy importante para mí.

Me interesé en los cómics, en realidad se convirtió en una obsesión. Solía dibujar a todas horas, copiaba las imágenes (de los cómics) y muy pronto decidí que quería estudiar algo relacionado con el arte.

Estudié diseño de moda durante dos años, pero pronto me di cuenta de que no era realmente lo mío. En retrospectiva, creo que ese momento fue importante para mí porque me ayudó a descubrir que en realidad era la ilustración lo que me apasionaba. Entonces, volví a Londres para estudiar ilustración y animación en la universidad de Middlesex y en ese momento pensé, “Esto es lo que quiero hacer’.

Luego hice un máster en diseño de comunicación en Central St Martins, ¡fue genial! Me llevó a ilustrar un libro, The Bright Labyrinth, para uno de mis profesores, un teórico cultural. Además, la diseñadora gráfica que trabajó en el proyecto era socia de una editorial india llamada Tara Books. Se puso en contacto conmigo y me propuso ilustrar un libro llamado The Boy Who Speaks in Numbers, sobre la Guerra Civil en Sri Lanka. Fue fantástico, con una sinopsis muy interesante, pero a la vez bastante difícil ya que tuve que tratar de representar la violencia y los horrores de la guerra sin mostrar realmente violencia.

Tras este encargo, las cosas realmente arrancaron y comencé a forjar una relación con Tara, la editorial. Me pidieron que hiciera dos libros más para ellos como artista interno en India, ¡fue una experiencia increíble!

A pesar de trabajar en un mundo predominantemente digital prefieres emplear técnicas clásicas ¿por qué?

Soy un gran admirador de Aubrey Beardsley y William Morris. Me encanta ese estilo victoriano recargado. Y especialmente Beardsley, es muy influyente y ha inspirado a toda una generación de artistas, inventó una nueva forma de dibujo que funcionaba con reproducciones como la impresión.

Volviendo a mi padre y su pasión por Andy Warhol, cuando era pequeño también estaba muy obsesionado con la serigrafía, y todavía lo estoy. Mi estilo en blanco y negro tan destacado en mi trabajo salió de mí mismo haciendo dibujos para imprimir. También trabajo con color, pero adoro la interacción entre el blanco y el negro y ver hasta dónde puedo empujar esos dos colores. A menudo también uso texturas, líneas y puntos, lo que me permite añadir profundidad a mi trabajo. Me encanta el desafío que implica usar solo dos colores.

Háblanos de tu técnica. ¿Cómo te gusta abordar las sinopsis de los clientes?

Cuando se trata de ilustración para libros, me gusta leer el libro al menos dos veces. La primera vez, me sumerjo por completo en la narrativa y la segunda, tomo notas en mi cuaderno de dibujo. Continúo creando una serie de bocetos en miniatura con notas para enviarlos al editor y recibir su opinión y comentarios. Me encanta este proceso tan interactivo y orgánico con los autores y la editorial.

Mis murales a gran escala suelen ser solo una extensión de mi trabajo. Aparte de la técnica y la escala, las cosas realmente no cambian tanto. Siempre visito la ubicación y tomo muchas fotos. Luego paso a los conceptos, la creación de bocetos en miniatura, de la misma manera que lo haría para la sinopsis de un libro, y los envío al cliente. A continuación, hay un par de fases de desarrollo de ideas con el cliente y una vez que el diseño final ha sido aprobado paso una semana subido a un andamio pintando y dando vida al diseño.

¿Por qué decidiste trabajar como freelance?

Mi carrera ha sido hasta ahora un proceso en desarrollo y nunca estoy seguro de qué dirección va a tomar. De hecho, un estudio de arquitectos se puso en contacto conmigo al principio de mi carrera para hacer un mural a gran escala, salió de casualidad y era algo que nunca había hecho antes, pero realmente quería intentarlo. Fue una gran casualidad y desde entonces trabajo como freelance.

Diriges tu negocio desde tu espacio de estudio, ¿cómo organizas tu tiempo y tienes algún consejo para aquellos que están pensando en establecer su propio espacio de estudio?

Me ha ayudado enormemente. Nunca había pasado tanto tiempo con otros creativos y freelancers, pero mudarme a un estudio compartido implica que puedo estar cerca de otras personas con ideas afines. Hablamos sobre las sinopsis en las que estamos trabajando y pedimos consejos, es realmente valioso.

Cuando trabajaba desde casa me sentía como que estaba en una perpetua vida de estudiante y realmente nunca me alejaba de mi trabajo. Trabajaba muchas horas. Mudarme al espacio del estudio realmente me ayudó a concentrarme, dividir mi día y planificar mejor mi carga de trabajo. Tener un lugar donde ir a trabajar también me ha ayudado a asumir un acercamiento más profesional hacia mi trabajo.

¡Si puedes, múdate a un espacio de estudio!

Haces muchas exposiciones de tu trabajo, ¿qué consejos tienes para los artistas que están pensando en exponer su trabajo por primera vez?

Hay diferentes cosas a las que puedes suscribirte, como Noticias de Arte y Trabajos en Arte. Aquí se anuncian futuras exposiciones y puedes enviar tu trabajo de manera digital a los expositores que parezcan más adecuados para ti y tu trabajo.

Compartir un espacio de estudio y tener gente a mi alrededor que trabaja en el mismo campo empuja a compartir consejos y conocimientos que resultan muy útiles. También recomendaría enviar tu trabajo a quien creas que podría interesarle y dar a conocer tu nombre. Una buena manera de hacerlo es imprimir tu trabajo en Postales y enviarlas por correo.

¿Cómo te mantienes inspirado?

Gran parte de mi inspiración proviene del cine, la poesía, la teoría cultural y los acontecimientos y situaciones políticas. No suelo sacar demasiada inspiración de la ilustración, pero sí me gusta visitar exposiciones.

¿Qué papel han jugado las redes sociales en tu carrera?

Instagram y otras plataformas similares son realmente importantes y fantásticas para dar a conocer tu trabajo, pero a veces también pueden hacer que las cosas sean increíblemente estresantes, lo que lleva a la lucha por el reconocimiento. A veces comparo mi trabajo, métodos o número de seguidores con los de otros artistas.

He dedicado tiempo a consolidar mi presencia en línea y ahora uso mi página web como mi escaparate, por así decirlo. Lo tiene todo, enlaces a mi tienda, mi blog y mis canales sociales.

Instagram tiende a ser mi canal preferido y definitivamente ha cambiado la forma de encontrar trabajo, y también la forma en que la gente me encuentra a mí. Debes recordar que simplemente necesitas hacer lo tuyo y no seguir lo que otros están haciendo.

¿Qué es lo más importante que has aprendido en tu camino hacia la creación de tu negocio?

Muestra tu trabajo. A veces esto puede ser un trabajo muy duro, algunas personas tienen suerte y otras tienen que trabajar un poco más en ello. Las redes sociales pueden ser un arma de doble filo, la gente que va a hacerte encargos puede elegir entre el mundo entero, mientras que antiguamente era solo una elección entre los ilustradores en Londres, por ejemplo. Pero, por otro lado, ahora puedes acceder a mucha más gente.

En ocasiones me da la impresión de que la gente todavía espera que trabajes gratis. A menudo se piensa que quien trabaja gratis lo hace por diversión, es un pasatiempo y no un trabajo. En estos casos, debes pensar como un hombre de negocios y poner un contrato en su sitio, que siempre ayuda, aunque puede que tardes un tiempo en desarrollar esta manera de pensar.

¿Cómo utilizas los productos de MOO para promocionar tu negocio?

Tengo toda una colección de Tarjetas de MOO. Hace años que uso MOO y mis Tarjetas de Visita y Postales se han convertido en un mini portafolio de todo mi trabajo a lo largo de este tiempo.

También utilizo las Postales para correo directo. Son excelentes para enviar muestras de mi trabajo a agencias editoriales que podrían estar interesadas en él, junto con un pequeño mensaje escrito a mano.

Crea tu propio portafolio de Postales

0

Comentarios cerrados.

NAIL, la agencia publicitaria que “odia la publicidad”

NAIL habla con MOO sobre cómo desarrollaron sus campañas virales.

July 27, 2021

Pensamientos sobre mí, Soofiya y la auto representación en el arte

La artista y pedagoga Soofiya explora los tópicos de género e identidad.

July 1, 2021

“¿Por qué ser igual que los demás?” Kate Moross, diseño con diferencia

Desde diseño gráfico hasta ilustración, le diseñadore Kate Moross aporta originalidad a cada proyecto.

June 16, 2021